viernes, diciembre 04, 2009

LA FIL EN POCAS PALABRAS
.

___A duras penas regreso de participar en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2009, edición dedicada a la ciudad de Los Angeles, a la literatura estadounidense de Bradbury, de Bukovski y de Capote. Digo “a duras penas” porque no deseaba regresar a Beautyfulville tan aprisa luego de compartir esta experiencia desde varios flancos que deseo comentarles.
.
___En primer lugar, acudí a la FIL como parte de una delegación de Sonora al Encuentro Nacional de Promotores de la Lectura, auspiciado por el Conaculta. El encuentro fue una tremenda experiencia ya que pudimos ver de cerca los esfuerzos a favor de la lectura que se realiza en otras entidades del país y en países como Palestina, Suecia y los Estados Unidos.
.
___Previo al encuentro, tuve ocasión de presentar un panorama de la problemática lectora en Sonora en el “Seminario de Bibliotecas Escolares” organizada por la Asociación Mexicana de Bibliotecarios, A. C., que dirige el maestro Julio Zetter de la UNAM. Este evento, en el marco de la FIL, se realizó en el auditorio Jaime Torres Bodet y nos permitió asomarnos a algunos de los graves escollos del sistema nacional de bibliotecas de México, una problemática signada muchas veces por el soslayo oficial, la falta de confianza ciudadana y las adversidades climáticas propias de nuestra diversa geografía.
.
___No te asustes, amiga lectora, si te digo que la FIL es un negocio redondo. Es un negocio en el mejor sentido del término pues rebasa la literatura y el glamour de los escritores e involucra la economía de la ciudad. Su órbita alcanza a grandes y pequeñas empresas, centros educativos de todo nivel eencabezados por la Universidad de Guadalajara, diversos estratos de gobierno de Jalisco, hoteles y restaurantes de todo calibre y, especialmente a muchas personas que van desde taxistas, meseros, vendedores ambulantes y amas de casa que acuden al llamado, con el pretexto del libro, a socializar sus pequeñas ambiciones, sus ancianas ficciones y su deseo de pertenecer a una tribu civilizada, a un grupo humano sensible y activo.
.
___Y claro, cómo no, si no no seríamos faranduleros, también estuvo Jordi Rosado y el Hijo de El Santo, Drácula y otros entes extraños que a su manera llamaron a leer. Cada quien. Los stands de Alfagurara y otros que vendían Crepúsculo, Luna Nueva y otros best sellers a reventar de adolescentes efervecentes, de piercing unos y otros de uniforme escolar, pero todos sacando dinero del fondo del bolsillo para llevarse su ladrillo de vampiros modernos. Se imaginarán, algo o mucho de la parafernalia de Hollywood en una Feria que tuvo como ciudad invitada a Los Ángeles, California. Cool & cute.
.
___Y, por otro lado, estuvo la encargada de promover la lectura en Palestina hablándonos de la lectura bajo fuego en la franja de Gaza; y los profesores de Suecia y los Estados Unidos hablándonos del placer de leer en medio de los exabruptos del capitalismo, con las ventajas y zancadillas que da el primer mundo; y estuvieron también nuestras vacas consagradas: Vargas Llosa, Gustavo Sáinz o José Emilio Pacheco, jalando fans como imanes, llenando los auditorios donde se asomaban; y también los había aquellos que han sido proclamados premios nacionales o escribientes famosos y famosas; y críticos emergentes y periodistas literatos que amagan a la academia cuando hablan; y flagrantes desconocidos y niñas edecanes de piernas largas; y editores que se truenan los dedos porque no son del grupo Santillana o de Planeta; y público que grita cuando siente que está cerca del héroe; y tanta gente indeleble y consumidora como nosotros que no descansábamos sino para opinar y tomar capuccino y pastel de cerezas o de queso en las cómodas islas de descanso.
.
___Del pabellón de literatura infantil qué decir: una soberbia orgía de imaginación y ambientación. Pufs en el suelo, decoraciones ingeniosas, talleres multicolores, juegos, peluches, crayones. Todo lo imaginable y, claro, cientos, quizá miles de títulos para niños para tirar parriba.
.
___Y hablamos con la señora Consuelo Sáizar, con Volpi, Mendoza, Parra, Sáinz, Rivera-Garza, García Galiano, Perez Gay, Benito Taibo, Claudia Guillén, los Verónica, Rafa Lemus, Geney Beltrán y Christopher Domínguez, para decirles que qué bien, que nosotros también estamos a gusto entre tanta gente, comprando libros y buscando ofertas, escuchando a los escribidores decir verdades y sandeces deliciosas.
.
___Los escritores de Sonora estuvieron presentes en la FIL gracias a la sagacidad de Raúl Verónica y su cómplice Emma Ibarra que hicieron lo prudente para presentar su última novela La hija del guerrillero, una fascinante historia alrededor de Cajeme, el obstinado y enjundioso líder militar de la etna yaqui, obra patrocinada por el Municipio de Hermosillo. ¿Qué podíamos hacer sino dar lustre a su feliz osadía de romper los andamios que detienen al mundo y presentar su obra en la segunda feria del libro más importante del mundo?
.
___En este mismo renglón, nuestra colega Inés Martínez de Castro, del Colegio de Sonora, y Jorge Esquinca presentarían el viernes la nueva edición de Poesida (Forca, 2009), una de las postrimerías de Abigaél Bohórquez. Presencia de Sonora en la FIL, eso sí.
.
____Fuera de eso, las ofertas librescas. Y qué oferta: compramos en 125 pesos, sí, óyelo bien, 125 mugres pesos, editado por la UNAM en 1983, en el centenario de la muerte de su autor, Ignacio Manuel Altamirano, la colección completa del periódico literario Renacimiento, precursor me atrevo a decir, de la tradición revistera y letrífera de nuestro país, acicalada después con magistral herrumbre por Gutiérrez Nájera, Octavio Paz, Fernando Benítez y un puñado de escritores comprometidos con la crónica de su presente, la letra de su herencia y el decir de lo que viene. También me traje letras de Juan Carlos Onetti, Tomás Eloy Martínez, Cristina Rivera-Garza, Élmer Mendoza, Francisco Prieto, y un buen de cosas con las que me tropezaba a cada paso. Por cierto, no encontré a Juan José Saer por ningún lado.
.
___Nada que decir del menudo de pancita, la carne en su jugo, las tortas ahogadas o la birria jalisciense, esos son temas menores de nuestras papilares y gustativas inclinaciones, pero, igual que el baño de delicia de nuestra vista, acunan la fe de nuestros sentidos y el arraigo de nuestra vocación por narrar lo transitorio.
.
___La FIL, esa mañosa maraña de aparejos intelectuales que se hacen nudo en una esquina feliz donde la marejada humana coincide enseñando los dientes de felicidad.
.
___Celebro junto con la Sylvia Manríquez, el Ismael Serna y la Beda Domínguez que se mecían en el mismo submarino que yo; y también con Martín Contreras, Lorena Enríquez, Mónica Luna y la Luchy que iban y venían tratando de atrapar el momento.
.

10 comentarios:

René López Villamar dijo...

Qué sabroso encuentro. Una lástima no saber que andabas por acá.

Por cierto, tu blog tiene spam. Me brincan anuncios de inglés sin barreras.

nacho dijo...

Hola René... gracias por visitar... pues sí, me hubiera gustado saludarte... Veré lo de los spams... gracias...

nacho mondaca

... Sylvia dijo...

Bien que resumiste 4 días de actividades, te faltó mencionar el montón de ideas y proyectos que nos trajimos en la mente, junto con los pies cansados y la satisfacción del trabajo cumplido.

Un abrazo

Arevalo dijo...

Saludos.

No pude ir a la FIL por x motivo, ni hablar, no te conocí en persona (de haber sabido que andabas por ahí) maybe next time .

Tu contador de visitas es el que lanza los comerciales el "webstats 4 u".

Hasta luego.

AlejandraOlay dijo...

No fui pero al leerte es suficiente (por este año). Gracias por este regalo. Saludos.

nacho dijo...

Sylvia, Arévalo, Alejandra, gracias por su visita... la FIL, algo para recordar... saludos.
nacho m.

nacho dijo...

Arévalo: ¿Qué hago para quitar el spam del webstat?
te agradeceré el tip.
saludos. nacho

El Pobresor Gafapasta dijo...

Qué bien y qué envidia. Yo no pude, tuve exámenes finales (corregirlos es peor que hacerlos).

Otra vez será.
Saludotes

nacho dijo...

Hola Ricardo, gusto tenerte por aquí... ojalá el año que entra coincidamos en la FIL.. te mando un abrazo...

Ave dijo...

Que envidia de la buena, así que con más razón se agradece la crónica. Enhorabuena por la experiencia.