jueves, diciembre 31, 2009

FELIZ FIN DE AÑO
.
___Me hubiera gustado estar ahí para contarlo, pero apenas había regresado de unos días de vacaciones de mi ciudad natal me entero de que tremendo temblor de 5.3 grados Richter asoló esa zona que comprende, además de San Luis, Sonora y San Luis, Arizona, ciudades como Yuma y Mexicali. La región se encuentra en la llamada Falla de San Andrés, tremenda anomalía que se supone será protagonista de grandes cambios geológicos planetarios en un futuro impreciso. La mayor parte de nuestros familiares, que son bastantes por el lado de la Socia ya que con el tiempo se convirtieron en fanáticos precursores del mandato poblacional del Génesis, se encontraban terriblemente asustados por el sismo pues derribó objetos, cuarteó paredes y rompió ventanas. Mi hija mayor que anda por allá vacacionando, se llevó tremendo susto cuando vio que las lámparas de la casa donde mata estos días se movían agitadamente. Otros salieron a refugiarse en los autos temiendo que ocurriera una desgracia mayúscula bajo techo.
.
___Viajé a San Luis haciendo un rodeo por la ruta Caborca-Puerto Peñasco-el Golfo de Santa Clara con la intención de conocer el trayecto avanzado de la llamada carretera costera que, se supone, recorrerá todo el estado de Sonora bordeando el litoral. El tramo Caborca-Puerto Peñasco es de miedo: la carpeta asfáltica es estrecha y maltrecha, además tiene mucho tráfico local ya que atraviesa una zona de ejidos y cooperativas agrícolas, amén de la ausencia de señalización adecuada, lo que incrementa su peligrosidad. Por fortuna, el tramo costero Puerto Peñasco-Golfo de Santa Clara, que se prolonga hasta San Luis, está en excelentes condiciones y permite observar paisajes inéditos donde el desierto de Altar se une al Mar de Cortés. El espectáculo es contrastante pues hacia el norte se observa la cadena volcánica de El Pinacate, mientras que hacia el sur el imponente golfo, y como telón de fondo la cadena montañosa de Baja California. El paisaje por la tarde es verdaderamente espectacular pues a las caprichosas combinaciones de violeta, naranja y azul matizadas entre el cielo y el espejo marítimo, se agregan las no menos caprichosas erosiones eólicas en morros gigantescos y carcomidos de arena o las inesperadas formaciones de dunas entre lechos de arroyos secos.
.
___Los recientes descubrimientos de restos de la llamada Cultura Clovis en el desierto de Altar nos hace pensar que estas desoladas tierras tuvieron alguna actividad humana en otras épocas. Hoy consideradas zonas protegidas (reservas de la biósfera), la región volcánica del Pinacate y la del Alto Golfo de California (que alcanza hasta la desembocadura del Colorado, otrora un delta colosal), gozaron de mejores climas donde flora y fauna encontraban condiciones menos adversas a las actuales.
.
___Ya hemos relatado aquí nuestras recurrentes andanzas entre los volcanes de El Pinacate desde que mi padre, hace unos cuarenta años, llevaba a sus grupos de secundaria a acampar por varios días ahí. El desierto no es tan desértico como se supone. Aún hoy en día es visible la existencia de venado bura, berrendo, zorra, coyote, puma y otras especies de mamíferos menores, sin descontar la extensa variedad de reptiles característicos, en medio de zonas de matorrales, cactáceas y mezquites.
.
___Resulta revelador que haya habitado en la región una cultura prehistórica tan antigua como la Clovis, que se ubica entre 8 y 3 mil años a. de C. Existe registro del asentamiento de culturas posteriores como la Cultura Trincheras (200 a 800 d. de C), llamada así por los muros de piedra que construían sus habitantes aparentemente para aprovechar el agua de las lluvias y evitar la erosión. Otras fueron las que encontraron los misioneros jesuitas entrado el siglo XVII y el XVIII.
.
___Hablar de estas cosas en estas fechas puede resultar aburrido o embromoso para algunos lectores. Para mí, escribir de cualquier cosa en cualquier fecha es indispensable. Confieso que paulatinamente he dejado de lado la lectura. No leo como leía antes y quizá eso les pase también a muchos de mi generación. De hecho soy mucho más quisquilloso para escoger qué leer. Sigo atado a mis grandes aficiones de toda la vida: la historia, la geografía, el ajedrez, asuntos a los que, desafortunadamente, no dedico el tiempo que deseo. La literatura, claro, es la que más sigue consumiendo mis capacidades ópticas. Leo ahora una biografía de J. L. Borges, obra de la chilena Volodia Tietelboim (ay cabrón, llamarse Volodia debe ser arduo) que, por cierto, me está resultando pesadita, pero bueno, saber sobre el autor de El Aleph nunca será desperdicio.
.
___¿Qué mas? Nada. Sólo desearles que estén pasando grandes momentos en el cierre del año y que en 2010, sin falsos moralismos, compartamos cosas que sean dignas para todos. Un abrazo a todos los que terca y desinteresadamente siguen visitando esta ventana.
.

3 comentarios:

metal dijo...

Feliz año nuevo señor. Que sea lleno de salud y prosperidad.

Salvador

Circe dijo...

igualmente, saludos y mis mejores deseos para ti y los tuyos en este 2010.
Sigue contandonos estas historias tan interesantes!

nacho dijo...

Circe y Metal, gracias por venir. Seguiremos blogueando, espero que más seguido... Abrazo de Año Nuevo.
nacho m.