martes, noviembre 04, 2008

SIN TÍTULO
.
___Mientras preguntaba al empleado de la tienda departamental Liverpool si se encontraba ahí la última novela de Heriberto Yépez, dos chicas adquirieron sendos libros de Stephanie Meyer El eclipse y Luna nueva.
.
___El empleado me dijo que el libro de Yépez no aparecía en la lista de novedades, pero no pude sustraerme de la vehemencia que manifestó una de las chicas al preguntarle si la autora del libro que llevaba era lesbiana. Nada sé de la autora, pero la breve y sugestiva falda negra de la chica me inclinó a preguntarme si debía yo abordarla con una pregunta capciosa. No lo hice.
.
___En no pocas ocasiones he retado subrepticiamente a mis lectores a responder a mis interrogantes sobre esta metafísica materia. La recogida falda negra suponía para mi líbido una nueva geometría conceptual y, reacio a responder a las inclinaciones de mi líbido (ningún rencor ontológico contra Freud y seguidores), accedí a meditar sobre aquella famosa frase del líder afroamericano Jesse Jackson que pronunciara un 4 de noviembre de 2008: "la razón se colocó por encima de la raza".
.
___Razón, raza. ¿Vocablos que parecieran provenir del mismo raizal?
.
___La expresión se escucha mejor en inglés de no ser por el carácter dramático que le imprime el locutor de la cadena de televisión que traduce al líder negro, un tono visiblemente afectado por otra noticia superlativa: la muerte de J. Camilo Mouriño, secretario de Gobernación de México, quien falleciera en un ominoso avionazo hace unas horas. El accidente seduce a las mentes que desean inferir una venganza de los cárteles de la droga. A estas alturas, la falda negra de la chica se evaporaba en un sopor complejo de cuestiones que me asediaban.
.
___Remontando las cosas, mis neuronas no alcanzaban a ponderar la lista de precios de libros en la tienda predicha. Si Cien años de soledad costaba, en la coleccionable y tropical versión de Alfaguara, la seductora cantidad de 115 pesos, ¿por qué El eclipse alcanzaba los 279 pesos?
.
___Preguntas que no se responderán aquí, amable lector, porque los misterios de la industria editorial escapan a nuestras reducidas espectativas morales.
.
___Ahora, el presidente Calderón aparece en cadena nacional con un nudo en la faringe. Habla con trémula parsimonia sobre una circunstancia terrible, la circunstancia de la actualidad, la de la ambivalencia de los valores del capitalismo financiero, la sed de ganancia convertida en doctrina de los buitres.
.
___¿Qué sigue?
.

3 comentarios:

nosferatu dijo...

Primero que nada saludándote, Nacho.
Las tiendas departamentales son muy parecidas a las editoriales aquí en México. No tienen idea de lo que venden y lo importante es vender. Ignoro si la escritora es lesbiana pero una cosa sí es segura, en estos momentos "está de moda". Al parecer y pese a todos los pronósticos las historias vampirescas renacieron para deleite (?) de los lectores.
Novedad: nada está escrito en el gusto de las masas.

Suerte en tu búsqueda y no lo hagas en Liverpool, es cara y su universo es muy pobre.

Czarina L.

Petunia Pérez...Tu Madre dijo...

Nacho: ya el viernes comienza la feria del libro, lo que sea de cada quien traen buenos presios y libros que no son tan sencillos de encontrar por acá...

ir a la busqueda de un libro en especifico y salir con uno que otro hallazgo es una de las cosas más satisfactorias del mundo!

asi compre los de la Pimentel, baratisimos, y otros del colegio de méxico... rollo 50% off y cosas así!

besos, nos vemos en los pasillos..

¡y deja de ver falditas negras!

nacho dijo...

HOla, Czarina, qué milagro. El vampirismo está a la alza, eso sí. Lo de la pregunta lesbiana era nomás para enfadar, je. Tengo en casa, por cierto, a una lectora fanática de colmillos, sangre y mundos oscuros.
Oye, no abandones a tu blog, escribe... escribe... escribe...

saludos. nacho.

"Petunia Pérez... tu madre", jajajaja. Ya eché un ojo a lo de la Feria Librera, me toca presentar el sábado a Enrigue. Vayan a echar porras...
Respecto a las falditas negras, pues es que el color se puso de moda... jeje.

Bueno, un beso... nacho m.