sábado, junio 07, 2008

XIII HORAS DE JUNIO, horas de pausa
.
___Quienes pensaron que el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora (STAUS) sería inadecuado para arrancar las jornadas de Horas de Junio 2008 se equivocaron. El patio central sirvió para que el primer día la gente se contagiara con el entusiasmo de narradores y poetas que no dejaban de llegar. El maese Raul Acevedo Savín estaba ahí al pie del cañón dando la bienvenida a propios y extraños en un evento que le ha ganado a Sonora un lugarcito en la República de las Letras. También estaban ahí sus colaboradores que, como dice la invitación, "no se rajan". Caravanas para todos.
.
___Me tocó leer en la mesa 5 y lancé al ruedo dos cuentillos que arrancaron aplausos aislados: Tenía ideas extrañas y Enfermero de guardia. El Carlos Sánchez me invitó a publicar uno en Andante Twentysix; sale, se agredece.
.
___Muchos camaradas en las mesas de lecturas: Laura Delia Quintero, José Luis Barragán, Omar Cadena, Gloria del Yaqui, Miguel Ángel Bonilla, Meño Parra, Claudia Maciel, Lupita Pérez Ríos, Juan Diego Flores y varios etcéteras que ahorita se me atropellan.
.
___El profe Pancho González leyó un manifiesto del "Comité para la Conmemoración del 40 aniversario del 68", estuvo bien: conciso y macizo porque, como dijo el propio maestro, tenía suficientes metáforas como para ser considerado texto literario.
.
___ En la nochecita, ya para cerrar, el responso por Alonso Vidal que nos dejó hace dos años justitos. El Sheik Bórquez encabezó la mesa donde se le rindió homenaje a quien se considera uno de los poetas sonorenses más picudos, tanto por su obra como por su delirio por la literatura. Carlos Sánchez leyó un sentido texto donde narra su relación con el poeta. Igual lo hicieron el jefe Pluma Blanca Ismael Mercado Andrews y Julio Ernesto Tánori. Luego se discutió el Horacio Valencia, discípulo de Vidal, con la entrada de un ensayo historiográfico de Alonso Vidal donde propone estudiar con rigor la obra del poeta. Finalmente, la ticher Elisa Macías y Carlos Vizcarra se discutieron con un video sobre el bate. Estuvo bien el primer round.
.
___El segundo día, jueves 5, las hostilidades se trasladaron al auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia, más amplio, para dar cabida a toda la raza que llegaba de los cuatro puntos cardinales. Hubo chorrocientas mesas y muchos más participantes nacionales y extrajeros. Muchos compas ahí. Si quieres saber quiénes estaban ahí, échale un ojo al programa que encuentras aquí abajito. No pude estar en todas porque no he encontrado a la mujer de mis sueños (una que considere la importancia que tiene para mí y mi obra el tiempo de ocio, los encuentros de escritores y las Ferias Internacionales del Libro). Pero estuve en las de mis cuates, eso sí. Por la noche fue el Tributo a Víctor Hugo Rascón Banda, lástima que se puso malo y no pudo acudir a la cita con los sonorenses, así que el acto conmemorativo se hizo in absentum (no se dice así, pero se entiende). Video de por medio y discursos de Raul Acevedo, Sergio Galindo y Jorge Celaya. Luego la cena, cotorreo, música y una que otra bebida de moderación.
.
___El viernes siguieron las mesas nutridas de creadores, nuevas y viejas ocurrencias, performances, poetas de megáfono (es en serio), dramatizaciones (arriba y abajo de las mesas, je), canción y poesía tomados de la mano, abrazos de viejos amigos, miradas que matan y otras que desvisten. Saludé a la Rosina Conde, a Silvia Aguilar (y de paso le compré su última novela -me tocó por cierto una que estaba sazonada de cerveza de la noche anterior-), también a Cristina Rascón, Edith Cota, Alejandro Aguilar Zéleny, Josué Barrera, Cristina Murrieta, Pancho Morales, Fidelia Caballero, Vïctor Hugo Barrera, y otros que no quiero olvidar. (Aunque ya se me andaba olvidando el Juan Pablo Aldaco, quien armó un performance junto con el Mariano en beneficio del poeta de El Campanario, Sonora, Pancho Morales). Destacada la última mesa donde cantó entreverando poesía el compa Luis Rey Moreno, Paco Luna, Lina Zerón y el tremendario Armando Vega-Gil que se echaron sus performances. Buen ánimo y mucha risión en general. En la noche Bailongo en el Campestre Miranda, al ritmo guapachoso de un grupo de chavos versátiles que tocaban cumbia, jazz y ritmos aleatorios. Pescadito empapelado de cena y cheve fría.
.
___Tuvimos algunos encuentros con raza que no habíamos visto hace rato, especialmente con los de Cajeme con quien nos echamos un taco y un atole: Juan Manz, Mara Romero y Elya Casillas. Discusión de proyectos editoriales y viajes relámpago potenciales. El sábado siguió la fiesta en Bahía Kino. Me perdí de mucho, pues siempre paras algo para que yo me quede en la rezagdo en la retaguardia el día del reventón final. Estaba, entre otros platillos del día, la mesa de los poetas malditos donde se contaría la presencia del Franco Félix, Iván Ballesteros, Mariano López (que se cortó la greña, por cierto), Ernesto Moncada, Gerson Gómez y el Pío Daniel Fimbres. Otra vez será.
.
___Desde la saludable madrugada del sábado, van estas líneas que no son sino un recuento parcial de los daños. Salú y felicidades para todos los que llegaron a compartir con los sonorenses este desliz.
.

6 comentarios:

mar adentro dijo...

Gracias por la reseña. Algo pasa que este año no pude estar más que un ratito, sólo un ratito...no tiene chiste así.

harmodio dijo...

Chale... se me antojó el pescado empapelado

nacho dijo...

Lorena: a mí también me gustaría poder asistir de tiempo completo a este y a otros encuentros, pero a veces no se puede.... un beso.

Jorge: El pescado estuvo bien, supongo que estando en Paguís deben recordarse los platívolos mexican... je. Saludos hasta allá.

PABLO ALDACO dijo...

!Jíjuela! Thanks.

B' LoraK dijo...

Encantadora reseña. Muchos recuerdo del día miércoles, en el STAUS.

Saludos

Beda Dominguez dijo...

NO SABIA QUE ANDAS BUSCANDO LA MUJER DE TUS SUEÑOS,YO BUSCO QUIEN ME CUIDE EL MIO...SOBRE TODO CUANDO SALGO DE GUARDIA, jajajja
NO TE CREAS, SOY SOLTERITA INCASABLE,TE DEJO UN SALUDO Y FELICIDADES, ESTA MUY BIEN TU BLOG.