sábado, marzo 07, 2009

JUEGOS DE MESA
Para nuestro Padre Viejo
.
___Además de buen poeta, Juan Manz resultó ser un avezado jugador de pool. El viernes visitamos el billar del viejo Víctor Barceló, frente al parque Madero. Acompañábamos a nuestro huésped Juan Manz mi hermano Ramón, Ismael Serna y este tecleador. Todo marchaba bien, cervezas y botanas incluidas, cuando Juan comenzó a sacar un clandestino arsenal de tiros que le hizo tomar una ventaja definitiva.
.
___Luego de dos horas de batalla no quedó más cosa que hacer que aceptar que el escritor cajemense no se cuece al primer hervor y que su experiencia y sabiduría va más allá de los juegos del lenguaje, las frases a renglón cortado y las imágenes poéticas.
.
___Dejamos tacos, las tizas y las brillantes bolas y fuimos sobre otro tipo de tacos. Nos dirigimos a una legendaria carreta donde solían ofrecer una exquisita cabeza de res y fue decepcionante saber lo mucho que han decaído sus calidades y aromáticos sabores. De alguna manera había que calmar los jugos gástricos, así que con todo y la disminuida calidad les dimos mate a los tacos aquellos siguiendo la pauta que marcaba Ismael con su diente fino y persistente.
.
___Hicimos escala en el hotel para depositar a Manz en los terrenos de Morfeo y marchamos a casa concientes de que, cuando vayas a un billar con un poeta, tomes el juego en serio.
.
___Con respeto y admiración para Juan Manz, gran poeta y entrañable amigo.
.

2 comentarios:

7mo Sentido dijo...

Ya en serio, ¿porqué sigues prefiriendo esos tacos a los deliciosos tacos Piña????

No entiendo.

nacho dijo...

Un error estratégico, sin duda...

Sorry... nacho mondaca