lunes, marzo 09, 2009

LLEGAR MÁS ALTO
.
___Dejamos en Hermosillo el bullicio de la elección interna del PRI y, por fin, llegamos a la cima del Punta Blanca, lo más alto de la Sierra del Bachoco. Hablo como equipo, pero debiera decir llegaron porque yo me quedé a un tramo de la cumbre; la Chica Superpoderosa y mi Marciano Favorito alcanzaron la orgullosa punta caliza de la sierra pese a que se agotó nuestra reserva de agua antes de lo previsto. El domingo estuvo nublado todo el día y el clima fue más que favorable, incluso con alguna llovizna deseable.
.
___Nada es más satisfactorio para un alpinista (o simple escalador de cerros desérticos) que lograr la cima; este deporte al aire libre, igual que bucear o explorar territorios silvestres, establece una relación íntima entre la naturaleza y el individuo antes que una competencia entre individuos, de modo que las satisfacciones son esencialmente distintas.
.
___Mis acompañantes trepaban por los escabrosos y en ocasiones volátiles laderas de piedra suelta con relativa facilidad, olvidando por momentos que yo hace mucho tiempo que jubilé mi traje de superhéroe; aunque me obstinaba por mantenerles el paso, mi sistema cardiovascular insistía en advertir que tomara las cosas con calma. Opté por atender el ritmo de mi maquinaria y me detuve precautoriamente al inicio de la etapa final, la más empinada por cierto. No obstante, disfruté como propio el ascenso definitivo de la Chica y el Marciano.
.
___Emprendimos el regreso con las cantimploras vacías, pero siempre será más fácil bajar que subir. Para dar una idea: cuesta arriba hicimos 2:45 horas y en el regreso únicamente 45 minutos. Regresamos, eso sí, molidos por el esfuerzo y con los consabidos arañazos que la vegetación del desierto, siempre espinosa y reseca.
.
___Mientras se marcha el invierno y el ámbito submarino se hace propicio para visitar a Neptuno, queda en la agenda el Cerro Colorado y La Pintada, dos nudos serranos que tienen además un atractivo arqueológico. Mientras seguimos magullando nuestras hipótesis para la tesis escolar y buscando la manera de allegarnos los sagrados alimentos, iremos planificando nuestros retazos de ocio.
.

6 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Las cosas que hace uno con los hijos...
Yo había jurado que jamás iría a Recowata o bajaría hasta la caída de agua de Basaseachic y no puede uno decir nada porque con hijos se nos cae la lengua. (Por cierto, siempre se aprecian más las subidas después de que se te friegan los amortiguadores de los pieses con las bajadas).

Brujísima dijo...

se me ha antojado intentarlo parece ser una actividad muy divertida xD y acá al sur de Sonora hay mucho que escalar!

xD

nacho dijo...

MSW: Basasiáchic me encanta, hemos visto gente bajando a rapel y la Chica Superpoderosa se quedó prendida. Respecto a los amortiguadores, te juro que amanecí hoy como perro apaleado. Je. Un beso.

Bru: gracias por visitar, todo Sonora tiene atractivos por donde lo veas: playas, sierra, bosque, desierto. Saludos.

nacho mondaca

7mo Sentido dijo...

Jajajaja... ¿qué pasó con la condición pues?

Saludos!

Howen dijo...

el cerro colorado que esta al final del blvd quiroga tiene pinturas rupestres?

nacho dijo...

Ale: La condición anda en la calle. Beso.

Howen: el cerro Colorado no, pero sí La Pintada... gracias por visitar... saludos y salú..

nacho mondaca