jueves, mayo 03, 2007

HIPNOTISMO Y GLUCOSA
.
___Escribo aquí por mera inercia... aterrizo apenas del concierto que conté más abajo. Todo salió magnífico, catedral se llenó al tope, y la orquesta fue una alfombra mágica en la que los cantos salieron de paseo e hipnotizaron a todos.
.
___Yo no necesitaba hipnotismo pues estar parado por más de tres horas era suficiente para que mis funciones motoras y mis escasos impulsos nerviosos encendieran focos rojos. Lo que necesitaba era comerme un hot-dog y tomarme una cocacola fría para que mis niveles de glucosa hiciera regresar el alma al cuerpo.
.
___Ahora que el alma está en su lugar y que los sentidos me conectan de nuevo con la realidad, escucho los exabruptos de Morfeo, literalmente jalándome de los cabellos hacia el reino de las sábanas, molesto por intentar pasar por alto su llamado.
.
___Sin más opción, abandono todo y me voy a dormir con el recuerdo de mis amigos y amigas que estuvieron en el concierto para acompañarme. Les agradezco.
.
___¿Qué hora es?
.

5 comentarios:

metal dijo...

Felicidades Nacho.

Salvador

manuel dijo...

A reposar...

Georgina Roo dijo...

Hola...he visto luz y subí...;-)

Maestra dijo...

Lo que son las cosas... Cuando de pequeña mi abuela materna me llevaba a ofrecer flores a Catedral vestida de encajes y sombrero -cual vecina de Maximiliano y Carlota- era sumamente feliz. Cuando adolescente mi Papá me llevaba a empujones y siempre salía primero que nadie, claro siempre tras repetir junto con el Padre las tan esperadas palabras: Podeis iros en paz la misa ha terminado.
Ahora de mujer adulta hubiera sido un enorme placer acompañarte en Catedral, pero estoy lejos y me fue imposible...
Felicidades y Buen descanso!

Cocó

nacho dijo...

Gracias Salvador, Manuel por estar pendientes.
Georgina, bienvenida y esperamos que regreses.
Cocó: siempre he pensado que el blog es un excelente archivo de instantáneas personales. Cuando uno lee lo que otros escriben (eso me pasa a mí) llegan a mi mente recuerdos afines, lo que me proporciona una oportunidad para escribir. El blog es también un reloj despertador de la memoria, no? Gracias por compartir tus recuerdos, dondequiera que estés te mando un beso.