lunes, noviembre 12, 2007

ARMANDO VEGA-GIL EN LA
FERIA DEL LIBRO DE HERMOSILLO
.
___Llegué unos minutos antes, apenas había oscurecido y el escenario sobre el obstuido Callejón Velazco se veía desierto y magnífico gracias a la potente iluminación. El escenario es un templete que se antoja demasiado alto, descansa el micrófono sobre el tapete verde de la mesa; sobresale orgulloso el colorido logotipo de la VIII Feria del Libro. Abajo, las hileras de sillas son un ejército metálico que espera entrar en acción. Raúl Ortiz es un vigía solitario que dialoga con el directorio de su celular sentado entre el sillerío. Solo. A los lados, las gruesas paredes de los palacios de los gobiernos municipal y estatal completan la decoración y confinan la acústica del lugar donde el día anterior se inaugurara la Feria con el merecido reconocimiento a Laura Delia Quintero, poeta y guerrera de las letras.
.
___Raúl dice que la gente va a llegar, que no me preocupe, que el vientecillo que empieza a enfriar la tarde no es nada. Sigue con su celular, borrando números que no dicen nada. Estamos por presentar "Cuenta regresiva" de Armando Vega-Gil cuya silueta se dibuja a lo lejos acompañado de Edith Cota y Carlos Sánchez quien leerá el texto que dejó Imanol Caneyada antes de irse a Tijuana al encuentro de escritores fronterizos. Armando trae la barba crecida y el pelo a media espalda en forma de cola. Se parece mucho al bajista de Botellita de Jerez porque es el bajista de Botellita de Jerez, una de las múltiples razones por las que la fama le ha venido persiguiendo pese a su sencillez.
.
___Edith me presenta a Armando, transluce transparencia y calidez. Saludos y rápido nos hacemos de palabras sobre las viscisitudes editoriales y las aventuras cardíacas de quienes escriben. Empieza a llegar la gente, alcanzo a ver a Martín Contreras con una camiseta del concierto "Dos pájaros..." de Serrat y Sabina; también ha llegado Laura Delia y un medio centenar de personas. Raúl nos presenta y subimos al escenario. La luz es cegadora y tardan nuestras pupilas en contraerse mientras se leen los currícula del autor. Vemos al fondo la arbolada Plaza Zaragoza rodeada de puestos de libros y al fondo las torres de la Catedral. Carlos, escritor y editor independiente, leerá el texto de Imanol pero aprovecha para decirnos que le sigue los pasos a Armando desde hace tiempo y que celebra tenerlo por aquí una vez más; hay afecto y sinceridad en sus palabras.
.
___En mi turno, trate de no apartarme de mi costumbre de hablar mucho y no decir lo suficiente. Si alguien trae almohada y vicks vaporub, puede leer el texto de mi presentación aquí: http://colectivo-104.blogspot.com/
.
___Al final, Armando sacó de su chistera su perfil performer para leer con mucho sabor varios de sus picudos cuentos, fue entonces cuando la gente despertó de la parsimonia y sopor que produjeron los textos que leímos Carlos y yo. Je.
.
___La presentación terminó bastante animada. Faltó el vino y los quesos de rigor, pero en una presentación al aire libre eso se compensa porque los que estamos encaramados sobre el escenario podemos fumar libremente. Armando se quedó saludando a sus fans y firmando autógrafos. Cumplida la misión me doy la media vuelta, la brisa de San Carlos está esperándome a cien kilómetros y la noche ya ha llegado. Además es sábado.
.

1 comentario:

Sicofante dijo...

Nacho:

Qué buena onda que salvaste la tarde y que valió la pena el asunto. Mejor que hayas ido a mi costa natal para saborear, cual sibarita, algunas alimañas marinas.

Te saludo desde Arizona, ya de vuelta y con una maldita alergia sin precedentes en la historia de mi aparato respiratorio.

Saludos

Alx Rmz