miércoles, noviembre 14, 2007



LA NOCHE

en La Feria del Libro de Hermosillo

___Parecía que la presentación de la última novela de Agustín Ramos estaría desierta, pero la gente empezó a llegar y lo mejor fue un nutrido grupo de estudiantes de secundaria de la Costa de Hermosillo que tomaron por asalto el Callejón Velazco.

___Rosa María Burrola y Gerardo Bobadilla, profesores de la escuela de Letras de la Universidad de Sonora, plantearon interesantes lecturas de esta novela que tiene como personaje protagónico a un poeta provinciano ávido por destacar en el mapa nacional de las letras, un entorno que el autor despliega salpicado por la necedad de nuestros peores rasgos idiosincráticos. El tema de los concursos literarios está sazonado con un humor de finos ingredientes que Ramos ha hecho característicos de su obra. El mismo confiesa: "no creo en los concursos ni en los talleres literarios".

___Luego de las presentaciones de rigor y de la lectura de un divertido capítulo de su novela en que va tejiendo el tema de la soledad en el individuo, Agustín invitó al público a intervenir, especialmente a los jovencitos de secundaria, y las preguntas de los adolescentes no se hicieron esperar: "¿cómo se inspira el escritor?", "¿cuánto tiempo le lleva escribir una novela?", ¿en qué piensa el escritor cuando está escribiendo?". Estos cuestionamientos aparentemente simples pero dirigidos a la yugular, dieron pie para que Ramos extendiera su relación afectiva con el público. El final fue de fotografía porque todo mundo quería retratarse con él y con Laura Delia Quintero, nuestra poeta homenajeada en la Feria del Libro de Hermosillo. El autor invitado estaba visiblemente conmovido por una presentación que escapó de la norma con mucha fortuna.

___Es verdad que el discurso literario no guarda propósitos edificantes o moralizantes, sin embargo, como dejó traslucir el autor, involuntariamente la buena Literatura abre nuevas expectativas en la imaginación del lector, le propone mundos posibles novedosos, lecturas singulares de la condición humana y, en ese sentido, contribuye a mejorar su capacidad intelectual. Ramos dijo que escribe para lectores de todas las edades y tiene razón porque abordar con rigor artístico asuntos importantes sobre Dios, el hombre o la naturaleza, no requiere de edad sino de inteligencia. En ese sentido, la Literatura es obra de la inteligencia y está orientada a armonizar otras inteligencias.

___Además de saludar a nuestros colegas escritores María Antonieta Mendívil y Josúe Barrera, al final, charlamos con las maestras responsables del grupo de jóvenes secundarianos. Provienen del ejido "El triunfo" de la Costa de Hermosillo, distante 100 kilómetros de esta ciudad. Les informamos de la campaña "Un escritor en tu escuela" y de la disposición de los escritores locales por sostener charlas con los estudiantes. En breve, se concertó una visita al lugar el 22 de noviembre. Luego les cuento en qué termina esta aventura.

___Pocos saben que Agustín Ramos pasó algún tiempo en Sonora escribiendo su novela "La visita", cuya historia gira en torno a la etnia Seri; es además uno de los pocos escritores que ha aprovechado las instalaciones de la casona colonial que en el legendario poblado de Álamos cedió el entonces gobernador Manlio Fabio Beltrones para la labor de los escritores nacionales. (Los pormenores de este gesto de Beltrones los comenta Ricardo Garibay en su libro Oficio de leer -Océano, 2002- ).

___Por su parte, Agustín Ramos se comprometió a participar en El Festival de la Palabra 2008.

___Aprovechando que la noche incitaba al mal, hicimos un breve recorrido por los módulos donde decenas de editoriales ofrecen sus obras. Emilio Robles, único editor sonorense independiente en la Feria, se quejaba del poco estratégico lugar que le fue asignado. No sé qué pasa, dijo, somos la editorial que representa un esfuerzo local por hacer libros y nos mandan a un lugar escondido. Tiene razón porque, sin menosprecio de aquellos que creen en el zodíaco y en talismanes de la buena suerte, algunos módulos ofrecen literatura que merece otro nombre menos displicente.

___Saludé también a mis grandes amigos Félix y Norma Cáñez quienes atienden el módulo con mayor clientela, su giro es libros para niños pero llama la atención la enorme cantidad de juegos didácticos y objetos para armar que ofrecen. Apenas se dan tiempo para respirar porque la gente se arremolina curiosa frente al puesto donde destaca un rompecabezas tridimensional de 12 mil piezas.

___Vayan a la Feria, además podrán comer elote con queso y disfrutar del ambiente centenario de la Plaza Zaragoza.

___(Humphrey, como que la estás haciendo de promotor turístico, ¿no?). -Shhhh-.

3 comentarios:

Sicofante dijo...

Nacho,

Todo lo que describes hace que a uno le broten unas ganas enormes de estar allá.

Un abrazo

Alx Rmz

nacho dijo...

Hola Alejandro, gracias por visitar y comentar... un abrazo.
nacho mondaca

Ricardo Vigueras dijo...

Tomo nota del libro. Y eso del elote con queso suena bien rico... A ver si el año que viene.

Un saludote.