miércoles, enero 07, 2009

SE LLENÓ CATEDRAL
.
___Con un repertorio clásico de música sacra, canciones de los llamados autores preclásicos y algunas arias de ópera, el concierto de la Socia fue un éxito pues además del lleno que registró la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, hubo una respuesta tremenda de la gente.
.
___Anoche hacía algo de frío en Hermosillo y temíamos que ahuyentara al público. A las 7:45, llegamos con nuestros bártulos y partituras, entramos por la puerta norte de Catedral y quedamos atónitos con la novedad de que no había dónde sentarse. Muchos se dieron cita para acompañar a su amiga Blanca García en el último de una serie de conciertos que ella y el pianista Héctor Acosta ofrecieron en varios municipios de Sonora en las últimas semanas.
.
___O mio babbino caro de Puccini, Ombra mai fu de Handel, y De vieni no tardar de Mozart fueron las arias que interpretó en la primera parte del programa, además de algunas canciones italianas de los siglos XVII y XVIII. En la segunda parte interpretó canciones ya clásicas del repertorio sacro: Miguel Bernal Jiménez, Vivaldi, Gounod, Bizet y Schubert.
.
___La socia me pidió que la acompañara en un par de piezas, de modo que interpretamos juntos Pie Jesu, del Requiem de Andrew L. Webber y estrenamos una pieza barroca mexicana de la época virreinal y autor anónimo de nombre O esca viatorum; la verdad lo que entiendo de latín no me alcanza para entender el significado de la canción, pero musicalmente es preciosa pues tiene un juego vocal que, aunque muy típico del período, resulta un verdadero halago al oído por su sencillez y melodiosidad. Aprovechando que ya me había colado en el programa, interpreté Caro mio ben de Giordani, un compositor que nació 212 años antes que yo.
.
___Mi Marciano llevaba la edificante tarea de lustrar el piano pero olvidó en el auto la bolsa con la franela y el polish. No lo mandé ejecutar ahí mismo porque se hubiera visto mal un asesinato antes de un concierto de música dedicada al Señor.
.
___Por la tarde, mi amigo Jorge Sierra había llegado de Granados con Le Petite, El Pequeño, como le dice él al piano negro de media cola que el maestro Héctor Acosta tocó con la virtud que lo distingue. Hay que decir que Jorge es el especialista número uno en pianos en varias leguas a la redonda; igual los afina y repara, que los arma y desarma. Pero además los encarama, los transporta y los baja con una facilidad que da miedo. Por su peso y volumen, para mí un piano es un monstruo, especialmente si es de cola (el piano, no el monstruo), y lo hice ver de esa manera en mi cuento El pianoforte (*). Pero el maestro Sierra trata a esta especie como si fuesen mascotas caseras, la clave es su dominio de los principios que Arquímedes y Pitágoras desarrollaron cuando sistematizaron el uso de las palancas, la rueda y, ya entrados en copas, las bases de la física, la geometría y otras ciencias que ahora se enseñan de forma complicada.
.
___Volviendo a lo que nos ocupa: la Socia es alumna distinguida del maestro José Guadalupe Briano, un cantante (bajo) que ha dedicado su vida a la enseñanza del bel canto. Ella destacó como solista del Coro de la Escuela Nacional de Música y luego se dedicó a ofrecer conciertos, dar clases y formar coros en varias ciudades donde el destino anduvo moviéndola. Desde 2001 pertenece al Coro de la Universidad de Sonora que dirige la maestra Marybel Ferrales, donde se desempeña como soprano y asistente de dirección. Participa también en el Coro de Catedral y es directora de los Niños Cantores del Centro de Educación Bilingüe en Hermosillo.
.
___La encomienda de tomar fotografías del concierto corrió a cargo de la Chica Superpoderosa quien, harta ya de escuchar a su progenitora ensayar repetida y repetidamente en casa repertorios de diversa índole, optó por llevar sus instrumentos de dibujo para "entretenerse" mientras la soprano gastaba los últimos bytes que le quedan de memoria para interpretar el concierto sin partituras.
.
___El presbítero Daniel Millán es uno de los culpables de que la gente haya asistido a Catedral pues brindó todas las facilidades para la realización de un concierto que contó con el patrocinio del Instituto Sonorense de Cultura y el Conaculta. Desde aquí hacemos eco del agradecimiento que hizo la Socia a quienes la han apoyado, que no son pocos, incluyéndome a mí que tengo la virtud de saber lavar trastes. El arzobispo emérito Carlos Quintero Arce agradeció al final a los artistas con palabras muy animosas.
.
___Al concierto acudieron nuestra familia que nunca se raja y muchos de nuestros colegas escritores, cantantes y trovadores, y otros amigos y amigas que hacen algo que uno siempre agradece: brindar afecto. Camaradas del coro de la Unison, del Seminario Mayor y de Catedral estuvieron al pie del cañón. A todos les anticipo que tienen un lugar reservado en mi ventrículo izquierdo.
.
___Como ayer fue Día de los Reyes Magos, luego del concierto fuimos invitados a casa de mi hermano a compartir la tradición con rosca y chocolate. Ustedes han de saber que cantar produce mucha hambre y como mi cuñada comprende muy bien eso, además, nos preparó una deliciosa cena de corte asiático. ¿Qué más pedir?
.
___Bueno, amable lector, si has llegado hasta este punto significa que eres una persona paciente y bien situada en la escala de Richter. No se pierdan.
.
(*) El cuento El pianoforte puedes leerlo en este blog, es cosa de buscarlo.
.

1 comentario:

I.L dijo...

imagino hermosillo y su catedral y la música, muy bien nacho. hace unos días estuve por allá y la pasé de maravilla. por cierto, qué buenos los dogos del tutuli y los burros percherones, jejeje. saludos!