jueves, mayo 08, 2008

GÉNEROS, NOVELA Y RESPIRACIÓN ARTIFICIAL
.
___La novela llegó a convertirse en la madre de todos los géneros desde que la gran épica y la epopeya envejecieron y fueron sutilmente enclaustrados en el INSEN de la literatura. Caídos los dioses de la antigüedad, abandonado Prometeo al castigo eterno y habido Jesucristo, el Dios vivo entre los hombres, la estafeta del protagonismo pasó a manos de individuos comunes y corrientes, superhéroes sin religión y seres extraordinarios e indomables. Heroínas puras o muchachitas tatuadas de sentimiento, parejitas encantadoras sorteando peligros poblaron buena parte de la novela desde los griegos, pasando por el llamado Renacimiento y acuatizando en el rebelde candor del siglo XIX.
.
___Nadie parecía hartarse de esta pléyade de personajes y aún en la actualidad el lector desapesadumbrado pudiera continuar alimentándose de los mismos molletes con queso.
.
___Miguel de Cervantes es una anomalía inexplicable en la historia de la novela (y me refiero al Quijote antes que a ese otro extraño producto conocido como "Los trabajos de Persiles y Sigismunda"). Inexplicable, quiero decir, porque el grado de abandono del autor a su apabullante ironía, a sus alcances metaficcionales y a la universalidad de las personificaciones en su obra maestra, deja a los mortales con el Jesús en la boca. Agudo genio e ingenio temerario, prenda de una creatividad superior que no explica su preceptiva. Misterio literario, animosidad crítica a una sociedad a la que respetó silenciosamente desde el irónico pedestal de la nobleza artística, de su reino literario.
.
___Cuando comenzaron a agotarse los arquetipos de la novela, autores como Walter Scott echaron mano de la historia para crear artificios y formas sorpresivas de engaño ficcioso. El moralismo y el didactismo prevalecieron como lapas novelables durante siglos; escabuíanse así de la censura y dábanle sentido al entretenimiento. Al sentimentalismo romántico y al hiperrealismo decimonónico llegó la fatiga como al corredor del maratón en el kilómetro 29.
.
___Uno se pregunta: ¿por qué fue un autor estadounidense quien resolvió tomar cartas en el asunto? No lo sabemos, pero quizá una explicación sea que entre los colonizadores de las primigenias 13 colonias norteamericanas se encontraba lo mejor de la tradición europea renacentista. Aquellos que huían del marasmo católico español y el rampante protestantismo puritano.
.
___Ese estadounidense fue Edgar Allan Poe. No viene al caso detenerse aquí a explicar la vida política de este autor (aunque ayudaría mucho a desentrañar ciertos misterios), ni detenerse a analizar la multiplicadora influencia que desencadenaron sus obras, especialmente en los escritores franceses y en los latinoamericanos del diecinueve.
.
___En el sepelio del sentimentalismo encontramos a un enterrador inexcrutable y elegante: el señor Poe. Ni siquiera Dostoievski escapa a la influencia de sus lapidarias paladas.
.
___En la segunda mitad del XIX, los poetas franceses se acurrucaban bajo los góticos designios del melancólico bostoniano autor de "Ulalume". Poe mismo visitó cantinas del París notabulario. Lo hacía fuertemente asido del brazo de Alejandro Dumas Jr., cuando las damas de la noche comenzaban a usar mallas de cuadritos y las lámparas de gas eran un gran proyecto (ya las verás en las novelas de Emile Zolá). Después hizo acto de presencia el simbolismo, el parnasianismo y, por añadidura migrante, el modernismo latinoamericano. Común era observar bajo el sobaco de éstos sus iniciáticas traducciones de "El cuervo", "Annabel Lee" o "Eldorado".
.
___Para cuando Gustave Flaubert y Ch. Baudelaire eran encauzados por los tribunales de su patria por faltas a la moral, Poe había muerto ya sin presentir la estela de tormentas mentirosas que despertaría en sus detractores su funeral.
.
___Fue entonces que sobrevino la psicología en Europa. Llegó precedida de los fantasmas de la razón que arrullaron a Poe, Goya y Heine, hombretones de manganeso que no creían en lágrimas, pero que conservaban en su rostro la dulzura de la ambigüedad humana.
.
___¿Te sigo contando?
.
___No, ya me cansé. Vendrá luego el monólogo interior, la descarnada narrativa que preludia el siglo XX, los experimentos, la búsqueda.
.
___Pero eso se nos queda en el tintero electrónico. Ya volveremos.
.

3 comentarios:

Rudipio Cabarcas dijo...

Aló, señor Mondaca. Apenas descubro su blog. Es muy bueno, lo digo yo, que soy un fiel y apasionado detractor de los blogs. Lo visitaré seguido. Acerca de Cervantes: cómo no, todo un misterio, de esas ovejuelas descarriadas que deciden salirse de la fila de la tradición literaria y hacer arte del bueno, aformulario. Algo similar sucede con Poe: sólo otra ovejilla como él, descarriada y dizque montada en alucinógenos, pudo escribir "El corazón delator" mientras la perrada gringa andaba planeando invadir México.

manuel dijo...

gran épica, la epopeya, novela, cuento, comics, y vamos a terminar leyendo solo las etiquetas del super

nacho dijo...

Rudipio: gracias por el comentario. Comparto con Baudelaire la incredulidad sobre las difamatorias opiniones que pretenden explicar el genio de Poe en base a su presunta afición por el alcohol y el opio.
Respecto a la invasión estadounidense a México, hay que decir que entre los gringos no todos estaban de acuerdo con el expansionismo (igual que ahora no todos son gatos de Bush). Sutilezas.

Manuel, sí con tal que las etiquetas sean poéticas, je. Un abrazo.

nacho m.