jueves, mayo 01, 2008

LAXITUD Y GUSTOS LITERARIOS
.
___Estas semanas he estado lastimosamente atado a la lectura. Empujado por la obligación leo por encima de mis estándares y, lo peor, por encima desde luego de mis gustos. Confieso que mis estándares son precarios por lo general en casi toda materia y de mis gustos lectivos mejor ni hablamos pues cuando llego a atreverme a desdeñar a ciertos consagrados del canon, termino por despertar arrebatos en otros que enseguida me llevan a planos retóricos que odio.
.
___Desde luego, hay materias en las que mantengo un rigor que hubieran envidiado los maestros de gimnasia entre los espartanos; por ejemplo, en asuntos como táctica fija o práctica avanzada para ejecutores de penales contra porteros zurdos a nivel FIFA, soy tan quisquilloso como intransigente. Otros asuntos, entre los que incluyo el ejercicio de la defensa india de rey en ajedrez (variante Spasky), o la práctica de clavados de canguro en albercas hoteleras (4 o 5 estrellas), son para mí cuestiones de primer orden.
.
___En materia de gustos literarios, lo admito, soy flexible, aunque es propio aclarar que no tanto como los pensadores griegos de la esplendorosa época clásica en lo tocante a prácticas sexuales. Rehuyo a ser tan autoritario como los sacerdotes aztecas en materia religiosa. Soy en estos asuntos laxo, en la acepción menos dolorosa del término, especialmente cuando me enfrento a gustos disidentes y actitudes de defensa a ultranza de autores y obras literarias con las que no congenio.
.
___Pienso, eso sí, que quienes visitan lo blogs en busca de novedades, especialmente aquellos que olfatean literatura en donde dos o tres frases se concatenan buscando sentido, merecen un poco de respeto y decoro.
.
___Por eso una de mis mayores preocupaciones en materia de comunicación electrónica es ofrecerles a mis lectores ciertas construcciones gramaticales que aparenten tener cierta proporción de seso e inteligencia, que es lo único que queda por buscar a nosotros los lectores cuando nos enfrentamos a un texto. No digo que logre mis propósitos, digo únicamente que es una de mis mayores preocupaciones. Te lo digo sin complejos, mis otras preocupaciones son los pronósticos sobre quién será el campeón de la Champions League y si Obama llegará a la presidencia de los Estados Unidos sin pensar en utilizar las tácticas cosmetológicas que usó Michael Jackson actuando bajo presión.
.
___Nunca hablo sobre esto porque sé que ustedes podrían pensar que intento tomarles el pelo. No es así. Yo defiendo la idea plasmada en ciertas constituciones de naciones occidentales que consagran el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Si alguien expresa por ejemplo que pugna por una patria homosexual donde se abola (*) el uso de banderas y escudos nacionales, lo defiendo hasta donde alcancen mis fuerzas. Si alguien expresa que pugna por una patria donde el placer erótico sea propósito nacional, lo defiendo hasta donde alcance mi líbido.
.
___Ustedes podrán, espero, deducir entonces esta laxitud mía en materia de literatura. Si tu inclinación por Corín Tellado, Clorinda Matto, Petronius Daniels, Álvaro Enrigue, Marcial Lafuente, Desmond Morris o Rosa Beltrán te es irrefrenable, ten en mí a un defensor de tu causa. Si por el contrario, eres partidario (a) de Rulfo, Rivera-Garza, Vargas Llosa o Lara Zavala, pues allá tú, cuenta de todos modos con mi laxitud incondicional (siempre y cuando no coincida en cuestión de horarios con el Chelsea-Manchester de la Champions).
.
___¿Qué hora es?
.
___(*) Disculpen si esta inflexión del verbo abolir es impropia.
.

1 comentario:

Ana Koreta dijo...

Alo Nacho!
Jajajajajaja, me has hecho el dia! se nota el atracon de lectura, la gente no se si lo perciba pero cuando uno esta sumergido asi en algo termina por crear este tipo de textos(los años en la carrera me hacian escribir asi, los profes los adoran eh?), eso me dice que hay que leer mas pero sin la obligacion no se si cause el mismo efecto.
Un besico.
Cocó