viernes, abril 04, 2008

ADIÓS A HUGO SÁNCHEZ
.
___Los resultados de la Selección Mexicana de fútbol en el reciente torneo preolímpico resultaron un Viernes 13 para las ilusiones de la afición. Fuera del camino a Beijing, las cosas parecen han terminado para Hugo Sánchez y una sola pregunta flota en el aire: ¿cuál es el verdadero nivel del fútbol mexicano actual? No nos interesa el nivel que han pretendido suponer los comentaristas deportivos, las televisoras y los patrocinadores cerveceros y telefónicos. Importa revisar si una docena de jugadores mexicanos jugando en Europa representa en sí mismo una mejoría técnica y mental del Seleccionado Nacional. En principio podemos responder que no.
.
___Mejora la defensa, pero…
___La “mentalidad ganadora” de Hugo Sánchez comenzó a naufragar frente a dos fallas congénitas de nuestro balompié: los errores defensivos y la ineficiencia goleadora. El hecho de que Carlos Salcido, Rafa Márquez, Pavel Pardo y Ricardo Osorio participen en ligas europeas ha redundado en una mejoría notable respecto a la calidad defensiva que teníamos en los años 80s y 90s, sin embargo, respecto a la evolución futbolística que vemos en Inglaterra, Italia o España, resulta evidente que nos está dejando el tren. Mejoramos, pero no al nivel que evoluciona el fútbol del mundo.
.
___Falta gol
___Fue frustrante observar la terrible ineficiencia ofensiva que mostró el seleccionado preolímpico donde quedó en el ya merito. Enrique Esqueda y Luis Ángel Landín, que se presentaban como grandes promesas juveniles, sencillamente no dieron el ancho; fallaron goles hechos y se notaron nerviosos y sin contundencia a la hora de definir. Esto pesó mucho en el ánimo del equipo y dejó también sin argumentos a Hugo Sánchez, quien pensaba que todo era cosa de voluntarismo. El partido contra Guatemala fue un partido bien jugado por ambas escuadras, y México no debería haber perdido considerando las claras y repetidas oportunidades de gol que fueron miserablemente desaprovechadas. Nada puede hacer el técnico ante tales anomalías. Landín no es Borgetti ni Esqueda es Carlos Hermosillo.
.
___Al analizar la selección llamada “Mayor”, pasmos revista a Omar Bravo, Juan Carlos Cacho y observamos la misma falta de determinación frente al marco. Se hacen goles pero por gotero. En los últimos partidos, incluyendo el reciente juego contra Ghana, han sido los defensas Magallón, Pavel y Salcido quienes han subido a sacudir la modorra de nuestra ineficiente delantera. Esto es sintomático y no es un problema del técnico, es problema de los jugadores. Arce un día amanece de buenas y otro se pierde en la cancha y esa mediocridad se observa también en el Jimmy Lozano y el Gringo Castro que no alcanzan a empacar. De Barrera mejor ni hablar.
.
___Se buscan cracks
Jugando con los mejores mexicanos, incluyendo a los nacionalizados Sinha y Franco, buenos jugadores sin duda, la Selección acusa la ausencia de un jugador de primer nivel que organice la columna vertebral del equipo. Guardado y Villaluz son las promesas para el Mundial de 2010, pero ¿podrán con su físico alternar ventajosamente con europeos y africanos, no digamos ya brasileños y argentinos? Las cosas están a la vista: Guardado se ha lesionado reiteradamente y su lugar en el Deportivo La Coruña quedará vacante por el resto de la temporada. ¿Es esto síntoma de debilidad física en un fútbol más demandante? Villaluz no puede solo cargar todo el equipo.
.
___Indudablemente la salida de Hugo Sánchez obedece a muchos factores: la presión de los medios y de la afición y los intereses económicos detrás del fútbol profesional que pierden dinero cuando la Selección pierde partidos, sin embargo, la principal presión para el técnico y los jugadores es la falta de consistencia como equipo.
.
___Si México no está generando jugadores de mayor jerarquía, si no se ha puesto énfasis suficiente en las fuerzas inferiores, entonces no se puede pedir peras al olmo. Se asume que México debe ser el “gigante” de la Concacaf, pero se pierde de vista que el fútbol de Canadá, E.U, y los países centroamericanos también evoluciona y que todo mundo tiene jugadores en Europa. Vendrá otro técnico y quizá, con el favor de los dioses, mejoremos un poco y seamos más competitivos, pero seamos realistas, nuestro fútbol sigue siendo de media tabla para abajo. Creo que asistir al Mundial será ya un logro.
.

3 comentarios:

sanblas de la "o" dijo...

Qué gusto me da leer algo que no raya en el fanatismo, y con lo que puedo estar completamente de acuerdo. estos últimos días no trago nada de los medios de comunicación que hablan sobre hugo sánchez, menos si sale Vergara hablando. Confieso que puse demasiadas esperanzas en hugo, aún hoy creo que su destitución fue un error. Me gusta que pienses que los jugadores también tienen vela en el entierro, pocos los reconocen. Oye Nacho, te olvidas del sorprendente Nery Castillo. Saludos, te recomiendo las opiniones de José Ramón jjajaja

7mo Sentido dijo...

Es en serio la pregunta de "¿cómo esta el nivel del futbol mexicano?" ????

Pues esta para llorar....
(como siempre!)...

Sin llorar, sin llorar! jajaja ;)

nacho dijo...

Estimado Blas: Nery Castillo guarda todas mis simpatías y creo que es de lo más rescatable que tenemos, debí haberlo incluido en mi choro.

Séptimo: Definir "el nivel" no es tan fácil como parece, es cosa de matices. Somos mejores que hace 20 años pero el futbol no es el mismo ahora que entonces. ¿Entonces?
Sepa la jodida. Jajaja. Un beso.