miércoles, abril 30, 2008


LA DEPRE, NUEVO MAL NACIONAL
.
___La cereza del pastel: Felipe Calderón dio a conocer en Zacatecas que el 20 % de los mexicanos padecemos depresión. Deprime el solo pensar que la depre es ya un problema de salud pública. La última floritura en nuestro Cuerno de la Abundancia. Lo dijo frente a la gobernadora perredista Amalia García, quien lucía una inefable expresión de actriz de Almodóvar metaformoseada tal vez por los incómodos resultados electorales internos de su partido (el de Amalia, no el de Calderón).
.
___Terrible noticia (la de la depresión, no la de las elecciones) y nosotros sin darnos cuenta; todo quizá porque el bendito Prozac nos ha mantenido a flote viviendo y valorando la vida color de rosa que nos ha traído este año de promisoria jauja económica y contagiosa armonía política.
.
___Salarios de agonía, migraciones forzosas, desencuentros familiares, repatriaciones violentas, zozobra legislativa, repunte de narcobalaceras, desilusiones amatorias, fraudes al alcance del celular, disfunción eréctil. No aguantamos nada, mis amigos, luego luego nos deprimimos y salimos con nuestras cosas. Pero no hay mal que por bien no venga, ya reconocida la enfermedad oficialmente, tendremos ahora nueva tela de donde cortar para nuestros sociólogos, psicólogos y politólogos que andan por ahí sin chamba y bien depresivos. Y, por otra parte, el tratamiento a los problemas mentales entrará a formar parte del cuadro básico del IMSS y el ISSSTE. Terapeuta al alcance de la mano (previa cola para adquirir ficha, -no te deprimas por eso-).
.
___No pierdas de vista que el problema de salud mental comenzó en la infancia de esta generación, alrededor de 1968, pero no hubo terapeuta a la mano y en vez de diván, Papá nos pegaba sin recato, delante de todos, luego nos encerraba por un buen rato. Después nos perdonaba y hasta nos dejaba hacer lo que nos diera la gana: hicimos marchas, guerrillas, partidos políticos, reformas e infinidad de cosas que habíamos pospuesto por décadas. Después desacreditamos a Papá porque a los 70 años ya chocheaba. Fue entonces que comenzamos a ser adultos y a mandarnos por cuenta propia. No nos percatamos, pero sobrevino el pleito entre hermanos. El pleito por la herencia cuando Papá se resiste a morir por sus complicaciones de Alzehimer, diabetes y cáncer de colon.
.
___El resultado de esta catarsis familiar: la depre. Más claro ni el agua. Nos agarró el mal de Garrik, ya ni los payasos nos hacen reir y no sería de extrañar que un mal día de estos (Dios no lo permita) amanezca Brozo con infarto al miocardio o convulsione de un simplazo en mitad de su desolado programa nocturno.
.
___¡Antidepresivos para todos! ¡Basta de Saridon!
.

4 comentarios:

sanblas de la "o" dijo...

Luego vienen las depresiones torpicales, eso donde lo curan?

manuel dijo...

¿Y un sensor de presion, nos indicara donde queda le depresion del balsas?
presione y represione para obtener la respuesta

mar adentro dijo...

Si un 20% de los mexicanos padece depresión, ¿significa que el 80% es feliz y nada ni nadie le inmuta? Habrá que preguntarles cómo le hacen...

Saludos...

nacho dijo...

Jajaja, ese Blas, las depresiones tropicales son Cien años de Soledad y La fiesta del Chivo. Je.

Manuel, la depresión del Balsas me parece un buen nombre para bautizar nuestras tendencias esquizoides, je.

Lorena, si el gobierno dice que tenemos un 20% con depresión clínica, eso significa que el resto simplemente padecemos depresión recurrente..

gracias a todos por venir a asomarse por aquí.