domingo, marzo 20, 2005

EL MITO COMO TATUAJE

___En México, el mestizaje es un parto doloroso que da lugar a circunstancias terribles, creaturas preciosas y universos inéditos. Los españoles solían ser el pueblo más conquistado de Europa y no nos apartamos de la verdad si aceptamos que en la sangre de Cortés conviven genes romanos, cartagineses, vándalos y moros. Malinche es el símbolo de ese mestizaje sorpresivo y áspero quizá, pero nada hay de traicionero en su figura. Cortés era un tipo lúcido, impulsivo y aún grotesco, pero ¿existe algún conquistador bueno, compasivo y elegante?
_
___La historiografía oficial ha creado mitos grandilocuentes que portamos como un tatuaje obligado.
_

4 comentarios:

V dijo...

coincido. el mestizaje, quizà el màs violento de los procesos de aculturaciòn. saludos de domingo.
beguina.

Arevalo dijo...

Según leí por ai, Cortés, después de haberle quitado a la malinche el hijo que ambos procrearon, la regaló a uno de sus soldados. Cortés tenía otras mujeres en su casa, a las cuales botó a la calle cuando llegó su mujer de España...Pero eso ya es otro asunto.

Erika dijo...

El mestizaje tiene sus bondades: diluye y transforma alejando la radicalización de los actos y del pensamiento. Lástima que aletargue el proceso de la identidad... Saludos p'allá.

Igor dijo...

Bien por su post. Sin duda, la historiografía oficial ha causado estragos creando mitos. Aunque habría que reconocer que la misma labor historiográfica está en plena recomposición. Si uno mira de cerca el asunto puede darse cuenta que toda la mitología (y el pantheon) mexicana está siendo cuestionada de manera profunda. Incluso la misma validez de la idea del mestizaje está siendo puesta en duda. Un abrazo, maese HB
Rencoria