domingo, mayo 08, 2005

ALTERIDADES FICCIOSAS

El 25 de febrero de 1957, las circunstancias en torno a la forma en que encontraron el cuerpo de Humphrey Bogart la sorprendieron. Aunque por un momento dudó si la fotografía que aparecía en el diario era real o una tomada durante el rodaje de la última película, involuntariamente vino a su mente el torbellino en que se había convertido en los últimos tiempos la vida de Humpty, como lo llamaba en la intimidad.

Las revelaciones posteriores habrían de dilucidar las dudas pues, en un principio, la información que pudo obtener por teléfono era contradictoria. Sammy Douglas, postrado en la cama de su lujosa suite del Radison en Las Vegas le comentó que la noticia era únicamente un ardid publicitario; su voz parecía provenir del fondo de una resaca gravosa. Marco Di Alezzi, conciente de la frágil convalecencia de Cristy, confirmó la versión de Douglas, adelantando que intentaría comunicarse con Bogart desde la oficina del agente de éste, cerca de los estudios Paramount.

A las 5 de la tarde, David O’Conally, del servicio médico forense envió al gobernador de Nevada un sobre con información confidencial. La noticia sería dada a conocer a la mañana siguiente a la prensa nacional. Sin embargo, esa misma noche, la información filtrada por The Globe en su edición matutina, mostrando una foto desconcertante, era ya un escándalo. Las rotativas de los principales diarios del país iniciaban su ruidosa danza nocturna y el noticiero de la televisora NBC adelantaba unos minutos su programación para dar la primicia.

En estas circunstancias, mi arribo a Los Angeles no fue lo que esperaba. Al hombre que había accedido a conceder una entrevista para la revista en la que trabajaba yo en aquel momento le acababan de practicar la autopsia.

Al día siguiente, a través del cristal de su brillante ataúd de caoba, alcancé a ver el rostro de Bogart, serio, conspicuo, maquillado como en Casablanca, sin poder disimular su sonrisa ladeada. Cristy nunca se perdonaría no haberlo acompañado en su último rodaje; la enfermedad y el aburrimiento, como lo confesaría después, le hicieron permanecer en Reno hasta ahora que acompañaba a Humpty en su adiós.
.

1 comentario:

manuel dijo...

You must remember this
A kiss is still a kiss
A sigh is still (just) a sigh
The fundamental things apply
As time goes by

And when two lovers woo
They still say: "i love you"
On that you can rely
No matter what the future brings
As time goes by

Moonlight and love songs - never out of date
Hearts full of passion - jealousy and hate
Woman needs man - and man must have his mate
That no one can deny

It’s still the same old story
A fight for love and glory
A case of do or die
The world will always welcome lovers
As time goes by