miércoles, mayo 25, 2005

IN MEMORIAM
JESUS LI CECILIO
(1952-2000)

Hoy se cumple el quinto aniversario luctuoso del tenor cubano Jesús Li Cecilio. Invitados por la Universidad de Sonora, el maestro Li y su esposa Marybel Ferrales llegaron a la entidad a mediados de los años noventa y fueron el afortunado vehículo para que la ópera ganara un lugar en el gusto de los sonorenses. Luego de un par de años, la presencia de los cantantes cubanos catapultó al Coro Universitario a un gran nivel vocal, desarrollando un repertorio operístico y de zarzuela que lo proyectó nacionalmente. Adicionalmente, Li Cecilio armó el plan de estudios que daría espacio a la música en una Licenciatura, especialmente al canto.
Al igual que la soprano Marybel Ferrales, Jesús Li tuvo una meteórica carrera en los teatros de Europa Oriental e incursionó con gran aceptación en la Ópera de París al sustituir a José Carreras en una ocasión que éste enfermó. Sin embargo, con la caída del Muro de Berlín como telón de fondo, Li no pudo acceder al permiso oficial del gobierno cubano para continuar con sus giras operísticas. A sugerencia del tenor mexicano Ignacio Clapés, la invitación institucional de la Universidad hizo posible que los dos cantantes pudieran salir de su país.
En el año 2000, el trágico accidente en el que Jesús Li perdió la vida, sin embargo, no pudo llevarse sus enseñanzas y su amor por el trabajo musical. A cargo de Marybel Ferrales, el coro universitario continuó con el proyecto operístico que había trazado Li, presentándose a la fecha importantes producciones como Madama Buterfly, Cavallería Rusticana y Elixir de Amor, además de una gran cantidad de conciertos y giras.
Esta semana, el barítono Manuel Maloro Acosta, director del Coro de la Universidad Autónoma de Baja California, campus Tijuana, me llamó para informarme que el día de hoy dedicarán la presentación de la ópera Bodas de Fígaro de Mozart, en aquella ciudad, a la memoria de Jesús Li. Maloro reiteró la deuda y gratitud que guarda a su maestro y considera que su labor como instructor vocal es una continuación de la fructífera estancia de Li en la región.
Junto con Arturo Chacón (quien participará en Operalia), José Plazola, Karina Romero, Glenda Landavazo y Roberto Ramos, Maloro Acosta es parte de la generación de cantantes que trabajó con Li y que han emigrado de Sonora llevando sus conocimientos y sus voces a otras latitudes.
Como he dicho, en febrero de 2000 conocí a Jesús Li en el escenario, interpretando el Alfredo de La traviata, fue la única vez que lo vi y lo escuché en persona. El 25 de mayo de ese año, Li se iría para siempre. Hay que subrayar que el enorme despliegue vocal y escénico que disfrutamos aquella noche, me llevó a solicitar el ingreso al Coro Universitario, dirigido por la maestra Ferrales luego del deceso de Li. Es justo decir que participar en la maravillosa
experiencia de la ópera es sin duda una de las mayores satisfacciones personales que he tenido.
Por su parte, el Coro Universitario, dedicará a Li el concierto del lunes próximo, donde interpretará, en la primera parte, música litúrgica de Haendel (Aleluya incluido), Vivaldi y Mozart, y en la segunda, un animado programa de zarzuela.
Desde estas líneas recordamos la memoria de Jesús Li Cecilio.

2 comentarios:

Héctor Apolinar Iribe dijo...

Nada más quisiera precisar que Jesus Lí y Maribel Ferrales llegaron a Sonora invitados por el Instituto Sonorense de Cultura para presentarse en el festival Álamos. Posteriormente, gracias a diversas gestiones, la Universidad de Sonora los invita a quedarse a dar reconsituir el Coro de la Universidad de Sonora.

Héctor Apolinar Iribe dijo...

Y a dar clases en los talleres vocales que existían entonces en la Universidad. Gracias.