viernes, enero 21, 2005

EL CIRCO DE TRES PISTAS DEL LENGUAJE
(solo adultos)

.....Mario Martínez, uno de los amigos de la época en que se inauguró La I República Española, me escribe para decirme, entre otras cosas, que I República Española no necesariamente se escribe con mayúscula. Yo, sin afán de revelar su edad ni mucho menos engañarlos a ustedes, le respondo que la denominación de los períodos históricos, como II Guerra Mundial o Medioevo o Guerra de las Galaxias, se acostumbra escribir (acato ciertos cánones) con mayúscula (algunos notarán que el vocablo acostumbra está aquí en singular, otros ni lo notarán). En lo personal no me importan esas florituras estilísticas porque el seguimiento que llevo de los torneos oficiales de futbol de México y España agota todos los bytes de mi sistema neuronal y no dejan mayor espacio para respetar las peculiaridades del Español. (Aclaro: no son los torneos los que agotan el sistema neuronal sino el seguimiento lo que lo agota).
.
.....Disculpen, lectores, me estoy desviando.
.
.....Otras cosas que me dice Mario es que no debería desistir del proyecto de escribir el libreto para una ópera y que la idea de volver a Washington es absurda, habiendo tantas otras partes que conocer.
.
.....En dicho esto, yo inmediatamente pensé en mis lectores y me pregunté que si por qué no supimía el yo de la oración y decía simplemente "...inmediatamente pensé", donde el yo es implícito. Otra cosa que me pregunté es: ¿De dónde sacamos la arcaica formulación introductoria de En dicho esto. No supe respondernos con plenitud, pero, elaboradas ya las dos únicas preguntas ontológicas que había determinado otorgar a nuestro yo poético, tomé la determinación de continuar con el hilo inicial de esta historia: las observaciones de Mario Martínez, mi amigo.
.
.....Algún lector que se mantiene despierto interrogará: ¿Quién escribiría el libreto de ópera: Mario o el autor de estas líneas? ¿Quién acudiría a Washington, Mario o el que esto escribe?
.
.....Quise continuar sin atender a las tropelías que puede hacer uno con el lenguaje (en la impunidad que ofrece la publicación instantánea del blog), pero no me fue posible. Me asaltó la duda de si esa impunidad podrían asumirla no uno, sino dos o más.
.
.....En ese punto me declaré incapaz de responder y le dije al yo poético que si continuaba en ese plan pasaríamos la noche en la comandancia de policía. No me hizo caso. Luego de la detención, alegué que llevaba tres copas y que debía regresar a casa, que esto debería ser un sueño necesariamente y que todo había ocurrido únicamente en la imaginación del yo poético (patético), lo que, de antemano, implicaba ya un error de concordancia.
.
.....Fue inútil. Me esposaron los municipales y me metieron en este cuarto oscuro donde no hay más que una pequeña cama, un retrato del emperador, un hoyo para las necesidades primarias y una computadora personal. Lo demás, hipocondíaco, prisionero en la arcadia del mañana, no viene al caso ni comentarlo.
.
(*) La primera república española era un restaurante de la colonia Roma de frágil existencia a fines de los años setenta.

3 comentarios:

Sandino Cruz dijo...

Ya llegará el día en que alguien se anuncie: corrector de estilo para blogs ofrece sus servicios. Amenos sus jugueteos de tres pistas.

Daniel Espartaco dijo...

saludos nacho, aqui visitandote, el soccer es malo para la salud y para la mente, creo. He visto los efectos en sere cercanos

nacho dijo...

Je, mejor ofrecer: Destructor de estilo solicita empleo, paga en dolares y dos meses de vacaciones al año. saludos, sandino.

El soccer es malisimo, no ves lo que escribo, je. Gracias por visitar Espartaco.